Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2012

EL REGALO DE DESPEDIDA

Imagen
El corazón se había debilitado lentamente. Se había ido dando por vencido por partes: cada vez era menos corazón y más muerte. Este hombre lo sabía, presentía que en cualquier momento ese corazón quedaría quieto e impávido. 
En las noches en que no podía dormir porque era muy difícil respirar, recordaba a su hija, la primogénita. Hacía tantos años, la recibió con mucha alegría, pero a los cinco años se atravesó el hijo varón, el que transmitiría su apellido hacia la eternidad y el machismo le hizo dar la espalda a aquella chiquilla. Fue una relación dura, como la de aquellos que transitan por un camino de terracería, estrecho y peligroso, y no se dejan pasar el uno al otro.  La chica creció odiándolo e hizo lo necesario para demostrarle que era tan ser humano y tan valiosa como su hermano. El hombre, en algún momento de la travesía, comprobó que era su hija la que lanzaría su apellido a la eternidad y aceptó el daño que había ocasionado. 
La chica, convertida en mujer, había hecho las p…

ASCENSIÓN

Imagen
Anegada en tiempo
anegada en sangre
un desborde que fluye y crece
desde otras sensibilidades


Anegada en flores y nostalgias
anegada en una luz tibia
que poco a poco se expande
sus matices me comprenden profundamente


Anegada en voces infantiles
lanzadas en luces y sombras
los recuerdos traicionan su origen
y me dan migas de emociones


Anegada en sombras
subo hacia la luz 
una vez más 
mientras el fondo me libera
y mi alma sabe más

LUZ MÉNDEZ DE LA VEGA: UNA VOZ IMPRESCINDIBLE

Imagen
Hoy, por la noche, he recibido la triste noticia: doña Luz ha partido de este mundo material y nos ha dejado tiritando de nostalgia por su agradable y sabia presencia.
La conocí poco después de haber escrito mi tesis de licenciatura en Letras sobre su obra. Yo andaba con la idea de que las obras literarias podían ser analizadas sin entrevistar ni involucrar al autor. Así que la conocí cuando la tesis ya estaba terminada. Allí nació una amistad por la cual siempre me sentí honrada. Doña Luz compartió conmigo su pasión por la literatura y la sucesiva presentación de sus obras, que siempre cumplieron con los más altos estándares de estética y oficio poético. 
Otro aspecto por el cual siempre la admiré, fue su determinado compromiso con los derechos de las mujeres. Un compromiso que se reflejó profunda  y poéticamente en "Las voces silenciadas". Doña Luz tuvo la claridad de delinear la problemática que enfrentan las diversas mujeres que caminan por nuestros pueblos. 
Hoy, doña Luz …