Entradas

Mostrando entradas de abril, 2011

EL RELOJ

Imagen
Supongo que no quieres creer que de verdad lo compré para mí y luego no supe qué hacer cuando no me gustó. Y tampoco creerás que regalo todo lo que no me sirve o lo que me gusta en extremo. 
Cuando era pequeña me resistí cuanto pude a ir al colegio. Era incomprensible para mí el tener que abandonar la protección de mi hogar para enfrentarme a un mundo exterior que parecía dispuesto a destrozarme en cualquier momento. Así de hipersensible era. 
El primer año y medio de escuela lloré tanto que ya nadie sabía qué hacer conmigo. No resistía el mundo. Para mí la felicidad consistía en cinco amigos imaginarios dentro de la casa (mi querido y guapo Rex, entre ellos), tres fuera de ella, el constante mal humor y disciplina draconiana de mi madre y las visitas a mi madrina. Ese era el paraíso. 
Cuando me dejaron naufragar en las aguas del mundo incomprensible, me encontré con una maestra de párvulos histérica y desequilibrada que me producía terror y vómitos. Obviamente entre más vómitos vertía m…

Poemas de amor en "Lapidaria"

Imagen
I
AMOR
una nueva certeza
nos unirá
la de los cuerpos
en la danza ancestral


II 
                        A Roque Dalton


Naces de nuevo
entre mis piernas
Vienes a buscarte
a escarbarte
real
verdadero
entre ellas
Te elevas
sobre la pequeñez
de tu diaria miseria
para hacerte
inmortal






*Fotografía de Raúl Piedrasanta.

Poemas de "Lapidaria"

Imagen
I
Soy lapidaria
                  (ante todo)
con pecados,
dudas
y contradicciones
quiero tirar 
la primera piedra




II
La vida se revuelve
furiosa
me muerde
loca
arrastra mis destrozos
en torbellino
expansivo vertiginoso
Me arranca
labio   piel    vientre
Cuando abre
su enorme ojo
quiere convencerme
de la felicidad


III
A la vuelta de la esquina
esperan hombres
me asaltan sus miradas
Buscan
desesperados
instintivamente
todos mis años
y experiencias
no vividos


IV
Esculpen
con fuerza
mis aristas
debo caber
en el molde
Duele el cuerpo
de tanto forzarlo
No subiré
al pedestal
Ya basta
de idolatrías
y esclavitudes


V
La mujer
atrapada
         en el espejo
hurga en la sombra
buscando 
la punta 
del destino perdido